13 diciembre, 2014

El primer beso

  ¿Por qué, si no hay beso en la primera cita, entendemos que no fue como esperaba? No nos basta con un "volveremos a quedar, te lo prometo", porque de eso deducimos que es una forma de despedirse hasta nunca. Ya ni nos fiamos de las miradas, no sabemos reconocer sinceridad a través de las pupilas, porque esta sociedad se ha vuelto superficial y buena actriz.
  Hoy una cita no es para continuar conociendo al otro, es solo para besar sin sentido y sin amor y, os diré una cosa, pero del primer beso sin amor rara vez hay un segundo con amor, ni un tercero, ni un cuarto...
  Por eso propongo una cosa: hagamos esperar el primer beso. Porque hacer esperar ese primer beso es lo más mágico del mundo, porque se acumulan las ganas y cuando llega es más mágico y más sincero, porque hay menos posibilidades de arrepentirse después y porque el recuerdo será mucho, mucho mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Críticas y comentarios