06 mayo, 2014

Una chica cualquiera


  Quizá no sea una chica como las demás. Yo salgo con jeans y zapatillas mientras tú vas a clase con falda y tacones. Mientras unas se creen muy duras por escuchar rap, yo me encierro en mi cuarto para dejarme llevar por la música de Taylor Swift. Pueden llamarme cobarde porque jamás metí un cigarro en mi boca, pero yo me considero la más lista por ello. Otras disfrutan contándole su vida a los demás mientras yo estoy escribiendo en mi diario. Puede que tu forma de divertirte sea haciéndote miles de fotos con distintos modelitos, pero mi manera favorita de gastar el tiempo es sumergiéndome en las palabras de un buen libro. Tu sabor favorito será el del Vodka, el mío es el de la vainilla, o tu olor favorito el de las hormonas revolucionadas que vas dejando a tus espaldas debido a tu corta falda, pues el mío es el del coco. Si  te complace ver “Mujeres y Hombres y Viceversa”, a mí me llena de ilusión ver una y otra vez “Alicia en el País de las Maravillas”, y si vacilas paseando a tu Yorkshire de 400 euros, mi mayor ilusión es adoptar un galgo que alguna vez fue maltratado. Suelo poner mis peores muecas cuando me enfocan con una cámara mientras tú pones morritos cuando te enfocas con tu cámara. La gente no me mira cuando paso por su lado, a veces saludo y no me contestan, otras prefiero hacerme la ciega. Lloro con facilidad y, aunque sonría poco, cuando lo hago, es con total sinceridad. A veces me siento bella, otras la más fea del mundo.  No sé si soy demasiado reservada, demasiado insegura, un poco torpe… sólo hay una cosa clara en mi cabeza, y es que, aunque a veces me odio por ser como soy, en el fondo tengo muy claro que amo mi forma de ser, porque ser así es lo que me hace ser única sintiéndome a la vez como una chica cualquiera.

Foto de  http://www.flickr.com/photos/colleen-w/5620605451/in/photostream/   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Críticas y comentarios